Elaborar queso no es difícil                          Lo realmente intrincado es hacerlo mejor que otros

  Quesos Feijoo ha tenido  cuatro maestras queseras en sus setenta años como fábrica. Desde la primera a la última han conservado la receta artesana heredada del Monasterio de San Salvador de Celanova hace un siglo. Manteniendo los parámetros de calidad desde el principio hasta el final.  Esta es nuestra historia, estas son nuestras señas: artesanía, tradición y calidad.

Quesos Feijoo trabaja para que nuestros sueños lleguen a tu mesa

Soñamos con estar cada día más cerca de ti: queremos compartir tus celebraciones, tus reencuentros y tu día a día. Soñamos con cruzar fronteras: nuestros quesos en barco y en avión llegando a todos los países. Soñamos con aumentar la plantilla: una gran familia trabajando junta. Soñamos con nuevas líneas de producción: I+D+I eficaz y efectivo. Soñamos con mejoras técnicas: más medios y mejores.

 Esos sueños ya son una realidad. Están en tu mesa.

Gracias por hacerlo posible.

Logo corporativo Quesos Feijoo